LOS GERMINADOS

Cuando uno necesita vitaminas, minerales, aminoácidos, lo primero que piensa es en tomar un complejo vitamínico de farmacia, ignorando que la naturaleza puede proporcionarnos todo ello de forma mucho más económica, natural, sin efectos secundarios.

Legumbres germinadas
Una prueba de ello son los germinados y los brotes, fuentes naturales de energía, mucho más nutritivos y fáciles de digerir que otros alimentos y lo mejor de todo es que son muy fáciles de preparar  y nos pueden ayudar a prevenir enfermedades o a tratarlas en el caso de que ya se hayan manifestado.

Podemos destacar las siguientes propiedades:

.  Favorecen los procesos de desintoxicación, depuración y eliminación de residuos almacenados en los tejidos o en la sangre.

. Fortalecen el sistema inmune.

. Antioxidantes, combaten la acción de los radicales libres.

. Estimulan las secreciones del páncreas.

. Facilitan la digestión, activan los procesos de regeneración y desinflamación del aparato digestivo, revitalizan los mecanismos metabólicos internos.

. Mejoran el funcionamiento intestinal, alivian el estreñimiento, fortalecen el intestino y la flora intestinal, contribuyen a eliminar gases y desechos.

Lentejas germinadas

. Rebajan el índice de colesterol.

. Tonifican el sistema nervioso.

. Contribuyen a mantener la elasticidad de las arterias y la vitalidad del sistema glandular.

. Retrasan el envejecimiento, sus componentes permiten que las células del cuerpo se mantengan jóvenes durante más tiempo.

. Favorecen el metabolismo por su acción reconstituyente.

. Su consumo está recomendado en casos de anemia por su riqueza en clorofila, y para personas con el estómago delicado.


En el próximo artículo os explicaremos cómo preparar en casa legumbres germinadas. Hasta pronto!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ruego, querido lector, corrección en tus comentarios. Muchas gracias.