PAN CASI CASERO


...de comer sano.

PAN CASI CASERO (I)

Pan hecho en panificadora.
Cuando escribí el artículo sobre el pan casero no imaginé que despertaría tanto interés.

Aunque por otro lado, como dije, es una gran satisfacción el hacer pan uno mismo en un momento en el que se deja todo a un lado, se siente hogareño y, sin prisas ni estrés, disfruta de algo que, en parte, nos devuelve a la niñez, jugando con la masa, manchándonos las manos, sin pensar en otra cosa… y eso la masa lo nota, y los que luego lo comen también.

Pero ese ejercicio de sosiego no siempre se puede hacer.

Si no disponemos de tanto tiempo, pero no se quiere renunciar a saber lo que realmente se está comiendo, se puede recurrir a las panificadoras para hacer pan diario, propio, y sin apenas esfuerzo.

Las panificadoras domésticas se pueden conseguir por precios entre 60 y 100 euros (Cada uno que convierta a su moneda en curso) Incluso estando pendientes de ofertas de  almacenes, más baratas.

Panificadora

Ellas calientan los ingredientes, amasan, fermentan, vuelven a amasar, vuelven a fermentar y hornean. La mayoría además son programables con lo que podemos tener pan recién hecho calentito a la hora del desayuno, cuando paremos a almorzar o al llegar del trabajo a casa para la cena.

Cubeta de amasado y horneado
Nosotros solo tenemos que ponerle los ingredientes; pero advierto que por lo general no hay que fiarse de las recetas que traen los libros de instrucciones de las panificadoras. Puede uno desanimarse si las sigue al pie de la letra. Podrían salirte auténticos ladrillos.

A continuación os pongo una receta para empezar, si es que después de leer este artículo sentís el irrefrenable impulso de salír corriendo a compraros una. Está más que probada y es con la que salió el pan que veis en la foto:

500 cc de agua, mejor entibiada
2 cucharadas soperas de azucar
25 gramos de levadura fresca desmenuzada
700 gramos de harina de fuerza (000)
1 cucharada de postre de sal
1 o 2 cucharadas de aceite

Mejor si añadís los ingredientes tal como os los pongo pues nunca se recomienda que la sal entre en contacto con la levadura antes del amasado.

También comentaros que, si bien podríais poner el agua a temperatura ambiente pues la mayoría de las panificadoras dedican los primeros 20 minutos a calentar los ingredientes, he notado que si ya va el agua un poquito caliente, el pan sube más.

En la segunda parte de este artículo procuraré poneros algunos enlaces donde conseguir panificadoras.

Que seáis felices.

P.S. Al pan de la foto le añadí unas cuantas semillas de lino para facilitar el…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ruego, querido lector, corrección en tus comentarios. Muchas gracias.