GALLETAS DE MANTEQUILLA

Hoy vamos a darte los pasos para poder hacer con tus hijos esas galletas de mantequilla que siempre hemos comido en Navidad y que siempre han formado parte de nuestros recuerdos en familia.

Los ingredientes que necesitarás para hacer tus galletas de mantequilla son:

375g de harina
200g de azúcar
225g de mantequilla sin sal
1 huevo
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharada de zumo de limón
Media cucharadita de sal

Para empezar, en un bol grande mezcla la harina y la sal.
En otro bol mezcla el azúcar con la mantequilla previamente ablandada (bien en el microondas o  en un cazo a fuego medio) removiendo todo bien hasta que consigas una masa cremosa. Añades  el huevo, la vainilla y el zumo de limón y lo mezclas todo bien.  
Una vez que ya tienes la mezcla anterior, la añades al bol donde tienes la harina y lo mezclas todo bien. Cuando veas que la masa se hace muy dura lo puedes sacar del bol y amasarlo con las manos hasta que consigas una masa uniforme.
Ya con la masa conseguida, divídela en dos y las extiendes un poco hasta formar dos discos. Los envuelves en film transparente y los metes en el frigorífico una hora para que se endurezcan un poco.
Una vez transcurrida esa hora, saca la masa del frigorífico y sobre papel de horno o en la misma encimera de la cocina enharinada la extiendes con ayuda de un rodillo tratando que quede toda del mismo grosor.
Corta las galletas con la forma que prefieras con un cuchillo o también te puedes ayudar con algún molde para galletas y las vas colocando en una bandeja sobre papel de horno antiadherente.
Mete las galletas en el horno precalentado a unos 200⁰ y cuando veas que el borde de las galletas comienzan a dorarse ya las puedes sacar. Si ves que aún estás blandas, no te preocupes porque cuando se enfrían se quedan ya duras.

 

ALBÓNDIGAS DE PAN

Seguro que en más de una ocasión te habrá sobrado huevo batido cuando has hecho para tus hijos algún filete empanado. No te preocupes más, ya no tienes que tirar el huevo restante, puedes hacer unas ricas albóndigas de pan.

Para hacer las albóndigas de pan, solo necesitas:

Albóndigas de pan
 Pan rallado
 1 ajo picado
 Perejil
 Sifón o Self

Tan solo tienes que añadir al huevo batido el ajo picado, el perejil y el pan rallado. Lo mezclas todo bien y a continuación le vas añadiendo poco a poco el sifón, sin dejar de remover, hasta que consigas una  masa blanda pero con el suficiente cuerpo para formar pequeñas albóndigas.


Por último, en el aceite bien caliente vas friendo las albóndigas hasta que tengan un color dorado. Un truco: si hay una buena cantidad de aceite para que la albóndiga no toque el fondo de la sartén, a la hora de freírlas, ellas mismas se irán dando la vuelta quedando con una forma perfectamente redondeada.


Tan rico te va a quedar que te van a pedir que la próxima vez le añadas 1 o 2 huevos más.



ROLLITOS DE SALMÓN

Te mostramos en este artículo otro entrante o aperitivo muy fácil de hacer y con el cual vas a quedar muy bien ante tus invitados,  aunque no tengas mucha soltura en la cocina.

Los ingredientes que vas a necesitar para preparar los rollitos de salmón son:

. 1 o 2 láminas de hojaldre para empanadas
. 1 o 2 bandejas de  salmón ahumado (100 gr cada una)
. Orégano
. Aceite oliva

Comienza estirando bien una lámina hojaldrada hasta conseguir una capa fina para hacer a continuación tiras de tres dedos de ancho por cinco de largo.

Corta el salmón en tiras de dos dedos de ancho y velas colocando encima de las tiras rectangulares de masa hojaldrada espolvoreando un poco de orégano o eneldo para darle un aroma especial.

Por último enróllalo todo sin apretar demasiado para permitir que el hojaldre tenga espacio para crecer y colócalo en una bandeja la cual puedes untar con unos brochazos de aceite de oliva.

Lo normal será tener los rollitos de salmón en el horno durante 20 minutos a 200⁰ de temperatura, pero como cada horno es un mundo ajustar esto al vuestro para que estén bien huecos y ligeramente dorados.

Puedes buscar en esta web más tapas y aperitivos para preparar en estos días de Navidad haciendo click en la etiqueta correspondiente y estando pendiente de los nuevos artículos que vamos a publicar a lo largo de las próximas semanas.

ARROZ DE VERDURAS Y MARISCOS.

Este impresionante aspecto es el que presentaba la mesa el otro día en la cocina de unos amigos que nos invitaron a comer.

Después de los aperitivos de rigor que daban tiempo a ir colocando los platos y cubiertos, abrimos en canal el arroz mixto que nos prepararon y en el que supieron equilibrar los sabores del mar y de la tierra.

Por una parte cebolla, tomate, judías verdes, ajo, guisantes y el aceite de oliva que formaron el sofrito de base y la suavidad que necesita el plato para una buena digestión.

De otra, chipirones, gambas y mejillones que le daban el punto intenso y sabroso. Los mejillones los habían hecho previamente al vapor y, limpios de las conchas, añadidos al sofrito con el resto del marisco y su caldo colado.

También le dieron un toque de colorante y otro de cayena.

Para cada dos personas le tienen la medida cogida de vaso y medio grande de arroz por cada dos de liquido (agua o caldos), y he de decir que ni sobró ni faltó.

Si tenéis prisa por comer algún día, os recomendamos que hagáis este arroz con verduras y mariscos pues resulta muy sencillo y rápido de cocinar. 


QUESO DE CABRA CON MIEL Y MOSTAZA.

Queso de cabra con miel y mostaza
Ahora que se acercan las reuniones de amigos y familiares para compartir alrededor de una mesa, os vamos a proponer a lo largo de varios artículos algunos aperitivos para ir abriendo boca y charlar antes de entrar en materia, es decir, en pavos y pescados...

Esta tapa que hoy os traemos es muy fácil y rápida de hacer y a la vez vistosa y muy sabrosa.

Con un poquito de aceite de oliva marcaremos unas rodajas de pan sobre las que pondremos, con ayuda de una cucharita, un poquito de mezcla de miel y mostaza, en la proporción de una parte de miel por dos de la salsa.

Sobre esto colocamos una rodaja de poco menos de un centímetro de queso de cabra. Lo podemos encontrar fácilmente en formato cilíndrico en cualquier superficie de alimentación y así nos resultará menos complicado hacer las porciones. Si está bien frío, nos ayudará también a cortarlo mejor.

Para darle un toque crujiente y mejorar la presentación, desmigamos por encima unas cortezas de maíz.

Y ya está...