LA CAYENA

Hoy vamos a saber un poco más sobre la cayena, una de las especies menos conocidas de nuestra cocina pero no menos importante en nuestra dieta y salud.

Guindilla picante o cayena

Se dice que la cayena, esta fuerte especie, es originara de Cayena, en la Guayana Francesa. Desde que un médico que viajaba con Colón describiera por primera vez los picantes chiles, la popularidad de la cayena como analgésico, digestivo y sazonador ha ido en aumento. 


El principio activo que da el sabor picante, es la capsaicina. Derivada de algunas variedades de la especie Capsicum, la cayena es un picante famoso debido a su fuerte sabor que da a la cocina mexicana, hindú o asiática.



Flor de la cayena
Aplicada en la piel, la capsaicina es un efectivo analgésico. Así mismo ayuda a disminuir un componente de las neuronas denominado sustancia P, responsable de la transmisión de las señales de dolor al cerebro. Si se ingiere como suplemento alimenticio o en las comidas como sazonador se dice que favorece la digestión.


La aplicación de forma constante de una crema con capsaicina puede ser muy eficaz para combatir el dolor producido por la artritis. Así mismo, ayuda a mitigar la neuralgia postherpérica persistente y también el doloroso daño nervioso que causan la diabetes o algunas cirugías como las amputaciones de miembros.




Primeros brotes de cayena

Estudios preliminares revelan que la crema de cayena puede también calmar el comezón de la psoriasis y el dolor la de fibromialgia y el frío de las extremidades, uno de los síntomas de la enfermedad de Raynaud.


Se dice que la cayena, en cualquier de sus formas de presentación, tinturas, comprimidos, infusiones, etc, estimulan la digestión por lo que ayuda en el tratamiento contra los gases intestinales y úlceras debido a que aumenta la circulación de la sangre en el estómago e intestinos y favorece la secreción de los jugos que intervienen en la digestión.





La cayena lista para ser recolectada



De igual manera, la cayena se puede usar con agua para realizar gárgaras para aliviar la garganta irritada. Se ha descubierto que algunos preparados nasales pueden descongestionar, combatir resfriados y calmar el dolor punzante de la cefalea (bajo supervisión médica).

También queda comprobado que el uso continuado de la cayena en las comidas mejora el estado de ánimo en las personas con tendencia a la depresión, ya que actúa directamente en el sistema nervioso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ruego, querido lector, corrección en tus comentarios. Muchas gracias.