EL LIMÓN

Seguro que si preguntáramos a cualquier persona que nos pudiéramos encontrar en el mercado de nuestro barrio, lo más seguro es que nos dirían que en sus frigoríficos siempre tienen al menos un limón. Después de leer este artículo, sabremos un poco más sobre él.

El limón es un estupendo depurador de nuestro organismo. De todos es conocido que es rico en vitamina C lo que es sinónimo de unas fuertes defensas y un potente cortafuego frente catarros y gripes. Pero lo que sin duda hace único al limón es su capacidad de neutralizar y eliminar las toxinas de nuestro organismo, siendo por lo tanto un gran disolvente de toxinas y un estupendo depurativo.

El gran poder curativo del limón ha sido reconocido a lo largo de la historia al ser considerado como favorecedor de la digestión y ser un purificador de la sangre. Ya en el siglo XVIII, la flote inglesa en sus travesías viajaba con una importante reserva de limones para evitar que sus marineros contrajeran el escorbuto por ser muy rico en vitamina C.

A continuación explicamos porqué el limón beneficia a muchos de nuestros órganos.
  • Beneficia en gran manera nuestro sistema cardiovascular, en casos de arteriosclerosis e hipertensión arterial, debido a que ayuda a oxidar y eliminar las sustancias tóxicas de la sangre.
  • Hígado, vesícula e intestinos. El limón es altamente recomendable para enfermos de hígado y vesícula biliar debido a que estimula las secreciones biliares y ayuda a metabolizar las grasas. El limón neutraliza y elimina las toxinas, reforzando de ésta manera la función antitóxica y protectora que tiene el hígado. En casos de intoxicación alimentaria con procesos de diarrea, el zumo de limón rebajado en agua neutraliza los síntomas.
  • Catarros, inflamaciones de garganta y procesos febriles. Debido a las propiedades antisépticas y su contenido en vitamina C puede mejorar ciertas inflamaciones de la garganta, afonía y amigdalitis. Así mismo, gracias a su acción antibacteriana y antiviral, el limón es altamente eficaz contra las úlceras bucales y gingivitis.
  • Defensas fuertes, coctel de vitaminas y minerales. Además de la vitamina C, el limón contiene la vitamina B y la vitamina E y minerales como el potasio, magnesio, calcio, fósforo, cobre, cinc, hierro y magnesio. Todo éste cóctel de vitaminas y minerales potencian la actividad de los glóbulos blancos reforzando de ésta manera el sistema inmunológico.
  • Reuma.  El zumo de limón tomado de forma regular puede ayudar a los enfermos reumáticos, debido a la propiedad del limón para disolver las toxinas y los cristales que causan la gota, permitiendo cierto bienestar al enfermo.

Sin duda, sabemos un poco más sobre este gran aliado en nuestra dieta y para nuestra salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ruego, querido lector, corrección en tus comentarios. Muchas gracias.