BOMBOLONI

... de merendar.

BOMBOLONI.

Bomboloni rellenos de deliciosa crema casera de chocolate.

Como estamos de fin de semana y quizás os apetezca meteros en la cocina, os traigo una receta que lleva un poco más de tiempo que de costumbre, si bien es sencilla de hacer y el resultado es… espectacular!

Se trata de los famosos bomboloni italianos: bollitos fritos rellenos, muy ricos y cuya masa la podéis emplear para hacer otro tipo de dulces pues la textura se parece mucho a todos aquellos que se rellenan o se decoran con azúcar glass o chocolate por encima.

Podéis encontrar muchas recetas de bomboloni, pero está es sencilla al mezclarse todos los ingredientes a la vez. Además está probada, y ligeramente modificada para que no os resulte difícil manejar la masa antes de freírla, pues en algunas recetas queda tan vaporosa la masa después de leudar la segunda vez, que se aplastan con solo manejarlas.

Tenéis que preparar:


Con la batidora (mejor si tiene el accesorio de las varillas), mezcladora o vaso, ponemos el agua, los huevos, la sal, la leche condensada, la levadura, los azucares y se bate todo para que quede muy espumoso.

Sin dejar de mezclar, añadimos la mitad de la harina; al rato, la mantequilla, y un poquito después el resto de las harinas.

Terminado este proceso, se deja subir 2 horas en un bol.

Tras este primer leudado, extendemos la masa sobre una mesa o tabla enharinada dejándole un espesor de un centímetro y medio o dos,  y con ayuda de un molde o boca de un vaso vamos haciendo los discos y colocamos estos sobre una bandeja donde los dejaremos subir durante otros 45 minutos. La bandeja podemos colocarla dentro del horno sin encender para que estén los bomboloni resguardados de corrientes de aire.

Pasado este tiempo que ya estarán suficientemente crecidos, los vamos friendo en abundante aceite bien caliente, manejándolos con mucho cuidado pues, como comprobaréis vosotros mismos, son muy delicados.

Freiremos primero por un lado y luego por otro, notando que en este proceso volverán a crecer algo más.

Los podemos poner sobre papel secante para que queden bien libres de exceso de aceite y ya podemos empezar a adornarlos como queramos.

El bomboloni podemos rellenarlo de crema pastelera, chocolate (como hicimos nosotros), mermelada o simplemente rebozarlos en azúcar glass. También podemos ponerle por encima una glasa o una cobertura de chocolate.

Disfruten pequeños y grandes.

Hasta pronto.

2 comentarios:

Te ruego, querido lector, corrección en tus comentarios. Muchas gracias.