¿ ES BUENO COMER LA FRUTA CON PIEL?

La piel es la parte con más fibra.


Comer la fruta con o sin piel es cuestión de gustos, pero lo que se ha demostrado es que comer la fruta con piel, además de ser más sano, se ingiere un mayor número de nutrientes.

La fruta aporta minerales, azúcares, cantidades significativas de vitamina C, beta-caroteno, pro-vitamina A, fosfatos y fibra que se localizan tanto en la piel como en la pulpa, donde además es en ésta última donde se concentran algunas vitaminas y la mayor cantidad de fibra insoluble, esencial en la dieta ya que incrementa la sensación de saciedad, favorece el mantenimiento y el desarrollo de la flora intestinal, contribuye a que la bilis sea más soluble, ayuda a regular el nivel de glucosa y colesterol en sangre,combate el estreñimiento y previene incluso el cáncer de cólon.

En el caso  de la manzana, comerla con o sin piel puede no ser un capricho sino una necesidad para adaptarla a la dieta en casos particulares:
- Con piel es útil para tratar el estreñimiento, por la concentración de fibra.
-  Si se pela, se ralla y se deja oscurecer, resulta útil en caso de diarrea.


 Antes de su consumo, lavar siempre la fruta.

Para eliminar impurezas, gérmenes y pesticidas que puedan acumularse en el exterior, no siempre es necesario retirar la piel de la fruta, sino que, a veces, es más recomendable lavarla.
Para evitar ingerir residuos es recomendable un lavado meticuloso de las piezas con agua. Las más pequeñas y delicadas, como las fresas o frambuesas, se pueden dejar en remojo unos minutos y después escurrirlas.
Si se comen las frutas grandes como el melón o la sandía, se aconseja lavarlas con abundante agua, e incluso frotarlas con un cepillo de uso exclusivo antes de trocearlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Te ruego, querido lector, corrección en tus comentarios. Muchas gracias.