EMPANADA DE ACELGAS

Si pensamos en una comida para llevar los domingos al campo con toda la familia, posiblemente nos vendrán a la cabeza muchas ideas de comidas que siempre hemos comido desde pequeños. Una de ella seguro que puede ser una empanada.

Hoy daremos una idea de cómo preparar una empanada de acelgas, una forma diferente para comer verdura sin “ser vista” para los niños en un día de campo o en casa recién hecha.


Empanada de acelgas

Para prepararla vamos a necesitar:

Una cebolla mediana
1 kg de acelgas
1-2 Zanahorias pequeñas
2 Láminas de masa hojaldrada
1 Cucharada de aceite oliva
1 Cucharada sopera de harina de trigo
6 Dientes de ajo
3 Hojas de laurel
Pimienta negra en polvo
Sal

Comenzaremos la empanada de verduras limpiando bien las acelgas para quitarles todos los restos de tierra que puedan quedar  en las hojas. Una vez que las hojas de las acelgas están limpias las trocearemos. También pelaremos y trocearemos en láminas las zanahorias.

En una olla hervir las acelgas y las zanahorias. Añadiremos las hojas de laurel y 3 dientes de ajo y un poco de sal  para darles sabor.

Mientras se van cociendo las verduras iremos pelando y troceando la cebolla en láminas muy finas. En una sartén con una cucharada de aceite de oliva doraremos un poco los dientes de ajo para que vayan desprendiendo su sabor. Sofreiremos la cebolla  a fuego lento removiendo de vez en cuando.

Cuando la cebolla ya está sofrita se le añaden las verduras ya cocidas bien escurridas y se remueve todo bien unos minutos. Comprobaremos si está bien de sal y a continuación echaremos una cucharada de harina y pimienta negra y removeremos bien hasta que la harina haya absorbido la salsa del sofrito. Dejamos reposar para que se enfríe.

Precalentamos el horno según las indicaciones del fabricante de la masa de hojaldre y  untamos bien la bandeja del horno con aceite de oliva o con papel vegetal para hornos.

Colocaremos una primera lámina de masa hojaldrada sobre la bandeja  y añadiremos poco a poco las verduras sobre la masa dejando un par de dedos de borde alrededor de la masa y a continuación taparemos la empanada con la lámina hojaldrada restante e iremos juntando los bordes de las masas y doblándolas hacia dentro para sellarla bien.

Por último pincharemos con un tenedor un poco la empanada para evitar que se ahueque cuando esté en el horno. Con un pincel de cocina pintaremos  la empanada de acelgas con una  yema de huevo batida para darle un color dorado.








1 comentario:

  1. Muy rica. La he hecho añadiendole un poco de nuez moscada y a mis chicos les encanto. Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Te ruego, querido lector, corrección en tus comentarios. Muchas gracias.