ARROZ CON CONEJO


En un chorreón de aceite de oliva sofreímos medio conejo cortado en trozos grandes, cinco dientes de ajo partidos por la mitad y cinco o seis hojas de laurel.

Cuando el conejo haya perdido un poco el color a crudo le añadimos un pimiento rojo también en trozos grandes y añadimos sal una primera vez.

Removemos de vez en cuando para que todo se vaya haciendo despacio.

Cuando se vea el pimiento ya algo cocinado, se añaden cuatro cucharadas soperas de salsa de tomate, y se "marea" un poco para que se fría. Después ponemos también medio vaso de vino blanco y esperamos a que se evapore el alcohol antes de añadir agua hasta cubrir bien todo.

Dejamos hervir un poco para que suelte el sabor los ingredientes en el caldo y añadimos arroz para unas cuatro personas, lo que podría ser como 300 gr. Hay que tener en cuenta que el arroz con conejo se como con cuchara, por lo que debe quedar caldoso.

Mientras está hirviendo el arroz, espolvoreamos pimienta al gusto, perejil picadito fino y un diente de ajo machacado, y volvemos a añadir sal para el caldo.

¡Que suerte tienen los ángeles!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te ruego, querido lector, corrección en tus comentarios. Muchas gracias.